Irreductibles

Es un lugar dónde se pinta el suelo, el techo y las paredes con la misma sustancia de los sueños, todo diferente cada copa,  silla, vino … por cierto , una vez más , el Clos Mogador reta nuestros sentidos y nos mantiene interesados en la historia que nos cuenta, seguimos aplicándole con toda rotundidad nuestra máxima “Un vino es grande porque no se olvida”.

     Nada más entrar sentimos la música de Bebo Valdés que nos acompañará durante toda la comida , evocadora la Bossa Nova de Vinicius, coincide una exposición de pintura y escultura relativa al vino  que nos rodea para regocijo de nuestras miradas, la cocina; impecable, distinta, una mise en scène digna del sibarita más exigente ; los vinos cuidados y seleccionados al máximo, el servicio cálido y apasionado por su trabajo y con gran reconocimiento hacia los responsables de este proyecto.

    Nos invitan a volver por la noche,  jazz en directo en la gran terraza rodeada de naturaleza y a la luz de la luna llena de agosto ¡no se puede pedir más!

 Este es uno de nuestros lugares con alma , gracias a René y Sara Pérez por hacer de este lugar  un espacio tan especial, que hace que nuestra memoria  rescate a menudo.

Porque en mis sueños
apareces,
de la misma sustancia
que estás hecho.


C. Armengol

 

Capçanes
Irreductibles
Scala Dei
Mas Perinet
Call Llop
Call Llop
WINES with SOUL