menu
FRANCIS FORD COPPOLA WINES

Se podría pedir más ¿pero a quién...?

Ha estado en Alicante dando lecciones magistrales al alumnado de la Escuela de Cine de  la Ciudad de la Luz , ese complejo tan magnífico que tenemos en Alicante y dando lecciones también de humildad a tantos que en algunos momentos creemos que se nos tiene que rendir pleitesía por alguna oculta razón, que ni tan siquiera conocemos.

Pues bien ¡bienvenido mister Coppola! Sobre todo por su buen hacer no solo en el cine, sino también por su grandeza de espíritu, no quiso subir al estrado que le tenían preparado, pues según él, se sentía más cómodo abajo en el patio de butacas compartiendo con todos los que allí estábamos; se quiso sentir cercano al alumnado y a todas aquellas personas que fuimos a escucharle hablar de cine y a fé que lo consiguió, en milésimas de segundos toda la atención de la sala estuvo concentrada en su persona. Habló de cine, no de su cine, que cualquiera en su posición lo hubiese hecho, habló de la mirada en el cine, de luz, de intuición, pasión, tecnología y al hablar a los actores puso especial hincapié en la autenticidad en escena, de sentimientos… por un momento llegué a pensar que lo que escuchaba no estaba tan lejos del mundo del vino, al que me siento profundamente vinculada; también el vino es eso: autenticidad, pasión, poesía, intuición, tecnología, y esperé el turno de palabra en la charla-coloquio para preguntarle, ya que él además es bodeguero desde 1964 en el Valle de Napa (California) con su Niebaum-Coppola State :

Señor Coppola, le estoy escuchando desde el principio hablar de cine y con  conceptos tan paralelos al mundo del vino, aquí en Alicante para nuestros vinos manejamos un slogan que dice :  “te llegaran al corazón”  ¿para cuando una película sobre la profundidad del vino, que nos llegué al corazón…?

Mucho me temo que el vino no será su tema en el cine nunca -según me dijo- aunque si que hizo una mención a la calidad de los vinos de Alicante y en su casi perfecto español dijo: ¡ah vinos de Alicante, muy buenos muy buenos!

Nuestra enhorabuena a la bodega Sierra Salinas por ayudar con sus vinos a que Coppola se bebiera nuestra Tierra con toda su intensidad.

C. Armengol

WINES with SOUL