En pleno corazón de la Mancha más cervantina, exactamente en el Toboso, se encuentra la Casa de la Torre , un lugar con algo más que alma, es un edificio restaurado por su propietaria Isabel Fernández con tanta pasión que adentrarse en él es toda una suerte de privilegios.

Cada una de las catorce habitaciones distintas haciendo referencia y a la vez homenaje a la Mancha y a la obra de Cervantes , está restaurada con tanta dedicación que parece como si nos adentráramos en cualquier página de el Quijote, pero con todos los adelantos del siglo en el que vivimos.

Mención especial requiere la sala dónde Isabel expone de modo muy íntimo , la obra que tiene que ver con el Quijote , pinturas , grabados puntas secas ,ejemplares venidos de todo el mundo y con una edición del mismo única escrita en 32 lenguas y dialectos que hace que la lectura de alguno de sus capítulos te llegue a emocionar por la trascendencia en el mundo, de la obra cervantina.

Y ya pasando a cosas que tienen que ver menos con el sustento del alma pero si con el del cuerpo degustamos la cocina que en la casa de la Torre se elabora; es la quintaesencia manchega …acompañada por vinos de las cercanas bodegas de FINCA ANTIGUA y rodeados por un ambiente fascinante hacen de este lugar un sueño .

 

Remondo
Remondo
 
WINES with SOUL